Ventajas por Contratar a Emprendedores

 
19 marzo, 2014

Ventajas por Contratar a Emprendedores

Contrato indefinido de apoyo a emprendedores

Actualmente y dado que la tasa de desempleo es muy elevada, el emprendedor puede hacer uso de esta modalidad de contrato cuyas notas características son las siguientes:

  • Que la empresa tenga menos de 50 trabajadores en el momento de su celebración, requisito que cumple su empresa.
  • Que en los seis meses anteriores a la fecha de su celebración y siempre posteriores al 8-7-2012,  la empresa no haya adoptado decisiones extintivas calificadas como improcedentes y que el contrato no tenga por objeto cubrir las vacantes de aquellos puestos de trabajo afectados por la extinción y para el mismo o mismos centros de trabajo.
  • Que el contrato se celebre por tiempo indefinido y con jornada a tiempo completo.
  • Que se formalice por escrito en el modelo establecido al efecto.
  •  El periodo de prueba es el de un año.

El Régimen jurídico del contrato es el que se deriva  con carácter general de la aplicación del Estatuto de los Trabajadores y de los Convenios Colectivos y demás normativa  que resulten de aplicación en cada caso concreto.

La edad de los nuevos trabajadores y sus incentivos

[Leer Más]

Categoría:
Laboral, PYME Laboral

30 mayo, 2012

El Nuevo Contrato Para Emprendedores

“El contrato para emprendedores ve la luz con graves deficiencias”


“El contrato”, es sin duda, una fórmula singular, cuestionado hasta por su nombre, el contrato para emprendedores nace para ser aplicado en empresas de menos de 50 trabajadores que realicen el primer contrato de trabajo con un menor de 30 años. Los principales atractivos, deducciones fiscales y bonificaciones en seguridad social y un despido facilón durante un año, y sin embargo es alumbrado ya con graves deficiencias, a nivel de redacción, a nivel legal y digámoslo, a nivel constitucional.

La falta de solvencia en su redacción provoca que durante meses los lectores del texto no supiesen muy bien si dichos estímulos serían aplicados al primer contrato de un menor de 30, o si además debía ser el primer contrato de la empresa, lo que no deja de ser anecdótico si profundizamos en el resto de defectos materiales y formales.

Este contrato queda sorprendentemente restringido a empresas solventes, no creo que fuese la intención del legislador, pero de su aplicación práctica se deduce por dos motivos, de un lado las deducciones fiscales suelen surtir efecto cuando hay base sobre la que deducir, la escasez de beneficios, su inexistencia o la presencia de pérdidas, desvirtualiza el beneficio, de otro lado no podrán aplicarse en empresas que hayan realizado un despido colectivo en los últimos 6 meses, se intenta evitar con ello fenómenos de regeneración de plantillas hacia nuevos empleados con menos colchón social, derechos y cargas adheridas en forma de altas indemnizaciones de despido.

Siguiendo con los supuestos beneficios, uno que llama la atención, por paradójico, la empresa obtiene, por medio de una deducción fiscal, el 50% de la prestación por desempleo que se hallase cobrando el trabajador. Paradójico porque, a partir de este momento los parados de larga duración, es decir, aquellos que le reste menos prestación por cobrar, resultarán menos “rentables” para las empresas, no es lo mismo el 50% de un parado de 1 año y 11 meses, que sólo ofrecerá el 50% de un mes de desempleo que le quede, que una parado al que le quede todo un año de desempleo, que reportará a la empresa hasta un 50% de 12 meses que le reste por cobrar.

[Leer Más]

Categoría:
Laboral

  • Facebook

  • Twitter

  • Youtube

Legalitas